Lo Ultimo

Comunidades se unen en protesta contra vertedero en Pedro Brand

 


Santo Domingo.-La oscuridad de la ma­drugada en Pedro Brand fue testigo del inicio de las huelgas en contra del plan de instalar una plan­ta de reciclaje y tratamien­to de residuos.

Unidades del Ejército y la Policía Nacional se ubi­caron desde las 4:00 de la madrugada de ayer cerca de la zona donde los resi­dentes planeaban mani­festaciones en rechazo del vertedero.

Sectores pertenecientes a Pedro Brand, como La Cuaba, El Pedregal, Yaco, Pantoja, García, La Guayi­ga, Los Aguacates y comu­nidades aledañas, comen­zaron a protestar desde las 5:00 de mañana, ha­ciéndose sentir en distin­tas localidades quemando gomas y cortando árbo­les para cerrar las calles. Cuando las autoridades se dirigían a una zona a apa­gar el fuego, los habitan­tes iban a otra a encender más.

“Ellos tienen derecho a exigir, no a violentar”, re­accionó el teniente coro­nel Nieves, quien coman­daba las tropas mixtas para contralar las acciones de los protestantes.

Incluso, se pudo ver cómo motoristas cargaban con gomas para quemarlas. La paralización causó que los centros educativos despa­charan a sus estudiantes a las 9:00 de la mañana, y junto con ellos los distin­tos negocios de las comu­nidades cerraron.

Con esas acciones de pro­testas buscaban que los propietarios y ciudadanos tuviesen la oportunidad de apoyar la causa.

“Este es apenas el comien­zo, el pueblo no va a parar. Es un abuso y no lo vamos a permitir, tendrán que ma­tarnos para ponerlo”, advir­tió Hilaria Perdomo, presi­denta de la junta de vecinos de La Cuaba.

La Cuaba es un sector eco­turístico que, según Hilaria, prácticamente ha sido de­clarado como parque na­cional. Es una comunidad que a base de sacrificios y mucho esfuerzo ha impul­sado a su población y todos a preservar lo que les perte­nece. Relacionado a eso, la señora comentó que inclu­so para hacer un distrito tu­vieron que luchar, y actual­mente andan en busca de hacer un municipio.

Las demarcaciones infor­maron que tienen casi dos meses realizando vigilias si­multáneamente buscando que el presidente Luis Abi­nader y el ministro de Me­dio Ambiente, Orlando Jor­ge Mera, tomen cartas en el asunto.

Actualmente el proyecto de reciclaje de residuos se en­cuentra en la fase de obten­ción del permiso por par­te del Ministerio de Medio Ambiente. Los protestantes consideran que de llevarse a cabo, “contaminaría seve­ramente los ríos y arroyos que se encuentran aleda­ños a los terrenos donde se asentarían las plantas”.

Perdomo dijo que no se oponen a que se solucione el tema de la basura, pero tampoco entienden por qué ellos son los que tienen que recibir la basura del Gran Santo Domingo.

“No tenemos oficina del gobierno ni zona franca, aquí vivimos del turismo y no nos van a desbaratar”, expuso, dando a entender que mientras no sea en al­guna parte de Pedro Brand, estará todo bien.

“Entiendo que no es la for­ma correcta, pero el pue­blo está indignado. Cuando un pueblo se manifiesta, no hay quien lo detenga”, ad­virtió.

Hubo un momento cuando el humo de las gomas arro­pó las calles, pero no fue obstáculo para que conti­nuaran protestando. A pe­sar de que al principio fue­ron menos personas las que se encontraban vociferando en las calles, mientras trans­currían las horas, más habi­tantes hacían presencia pa­ra apoyar sus comunidades y derechos.

Con carteles en mano y gri­tando: “¡No queremos ver­tedero!”, fue como se hizo sentir la sección Los Agua­cates junto a la presidenta de la junta de vecinos, Bár­bara Ramírez, quien expre­só que planean continuar con su manifestación hasta que Medio Ambiente infor­me que el proyecto “no va”.

“Ni siquiera tenemos agua. No queremos vertedero aquí”, declaró Ramírez, ale­gando que son un pueblo que vive dignamente y no puede permitir algo así.

Asimismo, un señor, quien tiene más de 40 años vi­viendo allí, indicó que nun­ca había visto una huelga de este tipo en ese lugar. No obstante, confesó que no ve bien el plan del ver­tedero, pero tampoco está de acuerdo con la protesta, porque “no apoya nada que tenga que ver con destruc­ción”.

Una posible solución
La multitud se calmó con la aparición del coronel Ma­tías Frías, quien apaciguó el ambiente prometiéndoles a los habitantes que haría lo posible para buscar una so­lución, pero de una forma pacífica.

“Venimos de manera pací­fica a buscar una solución al reclamo que están ha­ciendo” comunicó. Agregó que sólo ponía la condición de que detengan la protes­ta y permitan que las calles se abran, pues, a pesar de que tienen derecho a exi­gir, “los movimientos béli­cos no son buenos”. Y, ade­más, que hay personas que necesitarían salir de emer­gencia y se les complicaría por el fuego y los troncos. Frías aseveró que solicitaría una cita en el Ministerio de Medio Ambiente para que puedan recibirlo junto a 7 representantes de la zona.

CLAVES
Vigilia.
El 12 de febrero, ciuda­danos, organizaciones sociales y dirigentes de La Guáyiga y La Cuaba en Pedro Brand, se ma­nifestaron en una vigi­lia ciudadana contra la instalación de plantas de manejo de residuos só­lidos en sus comunida­des.

Amenaza.
Los comunitarios cali­ficaron como “improce­dente e inaceptable” la implementación de este proyecto, ya que se tra­duciría en una “grave amenaza” al medio am­biente, recursos hídri­cos, así como en “gra­ves daños” a la salud de los más de 200 mil resi­dentes de la zona. Creen que tendrá un impacto negativo en la zona.